viernes, 28 de diciembre de 2012

Tan muertos como yo...

Muy buenas a todos. Esta es la penúltima reseña del año y quería traeros algo realmente especial, así que, como llevo semanas reseñando solamente libros y películas, creo que hoy es un buen día para traeros la reseña de una buena serie.

Tan muertos como yo fue una serie que me encantó en su momento. La vida de Georgia Lass como aparecida que recoge almas tras su muerte, producida por la tapa de un váter de una estación rusa caída justo sobre ella, tiene las gotas perfectas de humor negro, drama, sarcasmo y ternura.

Desde que en 2003 comenzó a emitirse yo fui una de las enganchadas que se pegaba al canal de Calle 13 junto a mis padres, para disfrutar de cada nuevo episodio, aun mejor que el anterior.

Georgia y los demás aparecidos, así como los maléficos grávelings, encargados de provocar los “accidentes” que han de acabar con las personas a las que los aparecidos retiran el alma, siempre me han parecido geniales.

Cuando la serie fue cancelada, sufrí una enorme decepción dado que la serie era buenísima, y no había tenido tan mala audiencia como para eliminarla de un plumazo. Ahora, años después, me he comprado el pack de la serie (las dos temporadas y una película que se hizo a posteriori, en 2008) y he averiguado, que la realidad es otra. La serie no fue cancelada por falta de audiencia, sino por diferencias entre el creador de la serie y el estudio que la producía.


Bueno, puedo decir, sin temor a equivocarme, que las dos temporadas de Tan muertos como yo son, a falta de una palabra mejor para clasificarlas, geniales, y ahora que he visto al fin la dichosa película Tan muertos como yo. La vida después de la muerte, puedo decir que esta, aunque mantiene algunas cosas buenas de la serie original, deja mucho que desear, y no solo porque falte Rube, ni si quiera porque hayan cambiado a la guapa actriz que interpretaba a Daisy Adair por una actriz insulsa y no demasiado agraciada, que trata de llegar a la altura de un papel que le viene grande. Lo que realmente me ha molestado de la película es la falta de post-it, y que estos solo salgan al final de la historia. Los post-it amarillos son una parte importantísima de la serie: es ahí donde es anotado el nombre del alma que hay que ir a recoger, así como el lugar y la hora.

A parte de eso, en cuanto a la serie solo decir que es realmente buena, y que todo el mundo debería disfrutar de la misma, alguna vez en la vida, sobre todo, porque todo el mundo debería conocer a Mason alguna vez en su vida, dado que es, para mí, el mejor aparecido de todos.

Y de paso, aquí os dejo el opening de la serie, para que os hagáis una idea. Por cierto, la banda sonora también es muy buena, así que la recomiendo encarecidamente.



Un beso enorme desde mí Mundo Mundano y ya sabéis, todo el mundo a estar pendiente de los post-it, porque nadie sabe cuando puede aparecer alguien con uno de ellos para nosotros. 

4 comentarios:

Mari dijo...

a mi no me gusto demasiado, no sabia ni que la habían cancelado ya que la deje a la mitad, no me gusto :S en fin para gustos colores

Amixam dijo...

Mari, pues si, para gustos colores... pero eso es lo bonito, que cada uno tiene su propia opinión XD.

Un beso enorme, gracias por el comentario y Feliz salida y entrada de año

Lana Drown (La Biblioteca Encantada) dijo...

Yo vi un par de capítulos cuando salió, pero no los suficientes como para engancharme. Es algo que me estoy dando cuenta de que me pasa con las series, veo 4 o 5 capítulos y pienso: pssss, pero algunas que continúo viendo me acaban enganchando. Ahora mismo me ha pasado con Big Bang y Crónicas vampíricas, ¡las adoro! Y al principio no me motivaban...

Amixam dijo...

Pues ya sabes Lana, tienes que darle más oportunidades a las series, jajjaja... aunque yo a la de Crónicas vampíricas no creo que lo haga más, jajajjaja.

Un beso enorme y gracias por pasarte por aquí

"Una vuela de tuerca..."

Muy buenas a todos: Llevo ya dos años sin escribir, lo sé. Y es más que probable que ya nadie entre en esta página, porque después de...